19 May La tecnología en el sector inmobiliario: La democratización de la información

Vivimos en una sociedad en la que los cambios se han visto acelerados por las constantes innovaciones tecnológicas. Nuestra forma de relacionarnos ha cambiado, al igual que la manera de transmitir la información. A lo largo de nuestros casi 26 años de trayectoria, hemos visto como el mercado inmobiliario no ha sido ajeno a todas estas transformaciones.

En la era analógica, antes de la irrupción digital, los periódicos nos marcaban la forma con la que nos encontrábamos la información inmobiliaria. Había dos maneras para conocer el mercado. La primera de ellas, suponía recorrerse la zona de nuestro interés y hacer una toma de datos in situ anotando portal por portal los pisos que estaban a la venta. Posteriormente, se pasaba a cotejar toda esta información con los inmuebles anunciados en los diferentes periódicos y así clasificarlos, descartarlos, realizar llamadas…

Las inmobiliarias teníamos una ventaja competitiva respecto al particular que se encargaba de todo eso. Seguimos realizando ese trabajo de campo que nos proporciona un conocimiento de mercado más amplio que el ciudadano de a pie. Este último tomaba las decisiones en función de la información que recopilaba de diferentes fuentes de su entorno como el portero del edificio, vecinos… y hacerse una idea de lo que su piso valía.

Pero, ¿a día de hoy que es lo que está pasando? Las nuevas tecnologías han hecho que tengamos a golpe de click y sin salir de casa toda la información que antes tenías que buscar por tu cuenta.

Desde el sofá de casa y con un móvil, el comprador tiene la facilidad de realizar una búsqueda, estableciendo área de compra, rango de precio, altura, habitaciones, estado de la vivienda… El vendedor hace el mismo proceso, pero poniendo los datos relacionados con su vivienda, ve lo que hay en ese momento a la venta y sabe que competencia tiene respecto a su casa.

El trasvase de información con respecto a la era analógica ha propiciado toda esta serie de cambios. Podemos decir que la tecnología ha democratizado la información al usuario y hace que sea accesible a todo el mundo. En teoría, esto sería bueno para el usuario y malo para las agencias, ya que ya no tenemos ese plus que a veces han usado mal como ventaja frente al propietario. Ante este cambio de paradigma, no todo es bueno ni malo si no depende de cómo se use.

¿Cuál es la ventaja que seguimos teniendo como inmobiliaria respecto al particular?

Tenemos los datos reales del precio de la venta real, el del cierre, ya que los precios a los que los particulares venden en sus portales inmobiliarios son los precios a los que NO se venden sus casas. Cuando un particular vende, se limita a dar orden al portal de dejarse anunciar.

Estamos habituados al manejo de la tecnología. Sabemos como hacer que un anuncio tenga visibilidad, así como ajustarlo a los precios en función de los rangos de salto de búsqueda. Aprendemos más rápido los cambios que se producen en los portales y van introduciendo en su algoritmo ya que trabajamos día a día con dichos portales.

Sabemos leer e interpretar las estadísticas que las tecnologías nos proporcionan. Con ellas informamos a los propietarios periódicamente, realizamos informes de nuestra actividad y hacemos recomendaciones sobre qué hacer para tener éxito en el menor tiempo posible.

Por último, no todo pasa en el mundo digital, ya que las agencias seguimos teniendo clientes en cartera. No todo piso que sale al mercado y se vende pasa por un portal inmobiliario. La fortaleza de estar en una gran marca como RE/MAX, fundadora de la MLS hace que tengamos un nivel de información interna más elevada que otra agencia tradicional. Es por ello que muchos de nuestros productos se comercializan internamente sin publicarse en los portales inmobiliarios de referencia.

Podemos concluir que aunque la tecnología dota de más información al usuario, las agencias siguen teniendo esa ventaja competitiva que nos hace seguir proporcionando un asesoramiento y servicio útil para el usuario final.

Si necesitas asesoramiento, ponte en contacto con nosotros visitando https://www.remaxrosales.com/

Compartir:

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *